Voluntariado y consumo responsable

Recetas fáciles y económicas para todos los días

En la búsqueda de independizarse, son muchos los pequeños pasos y rutinas que compañan al joven recién emancipado. Uno de ellos es cocinar. Generalmente el joven ya tiene unas nociones, o incluso bastante experiencia en la cocina. A modo de pequeña contribución, aquí os dejamos algunas recetas fáciles que os pueden ayudar.

¿Buscas alguna receta económica y sencilla de preparar en la semana? Deja de buscar porque hoy traemos un par de recetas clásicas, económicas, saludables y sencillas de elaborar cualquier día de la semana. Ambas opciones gastronómicas son ideales para aquellas personas que no cuentan con mucho tiempo para la cocina, ya sea por su dedicación al voluntariado o sus ocupaciones personales.

Recetas fáciles y económicas para todos los días

Quedarás encantado al probar el delicioso sabor de una tradicional tortilla de patatas, la cual podrás compartir con toda la familia. Además, quedarás maravillado con una exquisita crema de calabacín con quesitos, la cual no requiere muchos ingredientes y se prepara rápidamente. Sigue leyendo y toma nota de estas recetas simples para todos los días.

Tortilla de patatas

Preparar una tortilla de patatas es bastante sencillo, un delicioso plato que hoy en día se prepara en distintas regiones alrededor del mundo, incluso es posible encontrar distintas variedades de tortillas.

Sólo no debes confundir esta tortilla con la clásica omelette francesa. Veamos a continuación cuáles son los ingredientes necesarios para preparar esta tortilla para cuatro personas.

Ingredientes

¿Cómo elaborar la tortilla de patatas?

Lo primero que debemos hacer es quitar la piel de las patatas, luego lavarlas muy bien y cortarlas. Puedes hacer los cortes bien sea en dados pequeños o láminas finas. Además, es necesario pelar la cebolla blanca y después picarla.

A continuación, lleva al fuego una sartén con suficiente aceite de oliva. Después que el aceite llegue a la temperatura ideal, es momento de agregar la cebolla picada y las patatas. Poco a poco se irán friendo las patatas junto a la cebolla. Comienza a abrir los huevos, después los incorporas en un envase grande, batimos los huevos. Ahora añadimos sal y comienza a remover constantemente hasta lograr que los ingredientes se integren. La patata también debe absorber el huevo un poco.

Retira de la sartén gran parte del aceite, sólo deja insuficiente para que no termine pegándose la tortilla. Seguidamente añadimos la mezcla de las patatas del huevo y cebolla, tratando que todo quede parejo.

Deja que se cocine muy bien la parte de abajo y después utiliza como apoyo un plato para dar vuelta a la tortilla, es fundamental que el plato encaje muy bien con la forma de sartén; aunque puede sobresalir, pero un poco.

Luego colocamos de nuevo la tortilla a la sartén en la parte cruda, ayudándonos con un tenedor para compactarla, deja hasta lograr que se haga y finalmente disfrutarla.

Consejos para la tortilla de patatas

Si deseas, puedes usar una mandolina para ahorrar tiempo al momento de picar las patatas y de esta forma podrás lograr patatas un grosor similar; esto permitirá que se cocinen uniformemente.

Si al momento de picar la cebolla te quedó demasiado fina, puedes añadir la patata primero a la sartén y después de algunos minutos agregas la cebolla, de esta manera evitas que la cebolla se queme. Más ideas y presentaciones de este plato tan español en https://tortilladepatatas.com.es

Crema de calabacín

Si eres amante de las cremas te traemos esta receta fácil y económica para preparar una rica crema de calabacín. Es una preparación saludable y solamente requiere unos pocos ingredientes para preparar cuatro raciones.

Ingredientes

Modo de preparación

Agrega el caldo en una cazuela de gran tamaño, la cebolla, el aceite de oliva, el calabacín y el ajo lleva a la cocina a fuego medio.

Coloca una tapa a la cazuela hasta que la preparación comience a hervir, cuando llegue a ebullición es necesario disminuir la temperatura.

No retires la tapa de la cazuela deja en el fuego, ocasionalmente remueve los ingredientes por espacio de 20 minutos o hasta lograr que los ingredientes no estén duros, puedes utilizar un tenedor para revisar los vegetales y verificar su cocción.

Seguidamente retiramos la cazuela del fuego, añadimos los quesitos y con ayuda de una batidora de mano mezcla todo el contenido, hasta lograr que no quede ningún grumo y todo esté perfecto.

Agrega un poco de sal para sazonar la crema de calabacín y también algo de pimienta negra, si es necesario rectificar la sazón. Ahora ya puedes servir bien caliente esta deliciosa crema de calabacín con quesitos, decora con el queso parmesano rallado. Otras variaciones y recetas de la crema de calabacín (con zanahoria por ejemplo) en cremacalabacin.com

¿Te atreves a probar estás recetas? Seguro que sí, ya que son fáciles y económicas de preparar. Disfruta estos platos perfectos para todos los días.